Animación de Eventos “Todo es cuestión de observación”

El objetivo del presente artículo es ayudar a las personas que con esfuerzo, esperanzas y deseo de éxito, planifican un evento. Todos deseamos  que el mismo sea un éxito y elegir a la o las personas que marcarán la diferencia en esa noche tan esperada por todos, es sumamente importante.

Que puede asegurar mi evento? Para todo evento son muchos los factores que atentan contra la noche soñada si no tenemos cuidado. Pero si hay algo que puede hacer la diferencia como pocas cosas en ese momento es la persona encargada de animar al público .

Es tal la importancia que un animador llega a tener que puede  “salvar” la fiesta especialmente cuando ésta hubiera tenido inconvenientes. La gente recuerda dos cosas siempre en cualquier evento: que salió mal y que fue lo más divertido.

Pero si lo más divertido, le hizo además sentir cosas que nunca se imaginó, y encima lo vivió como protagonista con la alegría de gratas sorpresas, se irá satisfecho y todo problema menor será olvidado.

Por ende la animación juega un papel que podríamos llamarle “comodín” que no debe de faltar en todo juego de naipes, pero que en éste caso no es cuestión de suerte tenerlo, sino de planificación.

Pero que características necesariamente debe tener un animador para lograr que todos los invitados se diviertan por igual ? Sea conducción como maestro de ceremonias, sea baile, sean juegos, sean animaciones exclusivas, todas por igual tienen que ser llevadas adelante por una persona que reúna las siguientes condiciones: Soltura personal – Carisma – Adaptabilidad – Personalidad – Experiencia – Y lo  más importante: poder de observación.

Un animador excelente es el que logra con una sola mirada, y tras una cuidadosa secuencia de actos sutiles en su puesta en escena, determinar quienes serán las personas que por su “onda”, “disposición” , “atributos físicos”, etc. son las indicadas para “ayudar” a que su idea de diversión sea un éxito.

El animador debe lograr que le ayuden, sin que los protagonistas se percaten, y todos por igual lo harán si tiene la habilidad necesaria. Esta es la forma de animación que nosotros utilizamos con gran éxito, la llamada INTERACTIVIDAD.

Esa habiliadad, ese  poder de observación, lo otorga la experiencia obtenida por ensayo y error. Quien subscribe Robert Fabra Gerente de F3 y su equipo, hemos estado en todo tipo de situaciones: bodas, cumpleaños, aniversarios, eventos empresariales, eventos Team Building, despedidas de solteros y de solteras, eventos privados, y además en hoteles, tiempos compartidos, residencias, clubes, espectáculos abiertos, teatros, etc.

La “química”  con el público es una mezcla de analizar el lugar, la gente, el motivo del evento, la hora, el perfil de la fiesta, el escenario, el no escenario, etc. 

Lograr evaluar todo esto y al final hacer parecer que la animación fue fácil pero talentosa, es lo que para muchos puede considerarse un don, pero para mi es “poder de observación” y en todo caso “capacidad de aprovechamiento de los recursos que todo evento tiene” sin descuidar lo negativo que debemos evitar.

En resumen en la imagen de un animador debe notarse el poder, la seguridad de alguien que sabe lo que hace, para transmitir al público esa idea de que todos, porque él lo dice…. se van si o si a divertir….

Créanme, puede parecer autoritario o extremadamente directo…pero es así…porque si un animador ingresa a un escenario con dudas cuando todos están esperando lo mejor….aquello que se ideó puede no salir.

Cada fiesta es distinta y ésto se debe saber. Pero cuando se logra hacer reir, cuando se logra que aquella persona que los invitados no esperaban se divierta como nadie, el pago es tan gratificante como pocas cosas en la vida….ya que uno recibe las sonrisas de mucha gente que hacia una hora no conocía.

Es normal que se nos acerquen personas a comentar que les parece increíble que un invitado “x” llegara a divertirse tanto, que no se lo esperaban. Hacer feliz a la gente es lo más gratificante, lo que más se recuerda. A los lectores les digo en consecuencia que nunca subestimen a la animación, es una excelente herramienta utilizada incluso en esferas de poder para llegar a un objetivo.

Pero la animación en fiestas tiene el más sano de los fines, el hacer inolvidable la noche que muchos soñaron que así fuera.

En artículos futuros les acercaré anéctodotas de “Bloopers” de animación que seguro serán las delicias de muchos ya que también a los animadores les pasan cosas graciosas y muchas…por cierto a pesar de las apariencias, no eran parte del “show”

Robert Fabra

Dirección de Eventos F3

https://www.organicesuevento.com/fiestasyeventos/2010/08/01/eventos-f3/

Publica en tus redes y comparte!